Facsímil Biblia Ilustrada de la Haya

Fecha: Finales del siglo XII
Localización: Biblioteca Real de La Haya, ms. 76F5.
Formato: 255 x 165 mm.
Extensión: 94 páginas.
Origen: Saint-Omer, Abadía de San Bertín. Noroeste de Francia.
Iluminación: 45 miniaturas a página completa.
Encuadernación: Terciopelo verde con broches plateados.
Lengua: Latín y francés.

La elaboración de las miniaturas de este singular códice tuvo lugar en la Abadía Benedictina de San Bertín, centro de sabiduría y conocimiento de la Francia del siglo XIII.

En el año 1200 se desarrolla una miniatura propia, de estilo independiente y original, de gran calidad, creándose nuevas fórmulas en el capítulo del libro devocional y privado.

Si bien el maestro que ilustra las páginas de este códice es desconocido, las bellísimas miniaturas que lo iluminan se enmarcan dentro del llamado estilo 1200 francés, caracterizado por utilizar fondos dorados de influencia bizantina, colores vivos y figuras planas, a la vez que mantiene algunos de los convencionalismos propios del románico. Algunos especialistas apuntan que, probablemente, las 45 páginas miniadas que decoran este códice inicialmente fueron concebidas para ilustrar el preámbulo de un salterio; de ahí que se aprecie una clara influencia de los salterios ingleses, aunque se desconoce el motivo por el cual finalmente no se llevó a cabo.

Cada página miniada está dividida en cuatro escenas que describen historias del Antiguo y del Nuevo Testamento, así como relatos de la vida y martirio de los santos. Un total de 172 escenas coloreadas sobre fondos de oro y plata representan el ciclo de la Salvación, que se inicia con Adán y Eva en el paraíso terrenal y finaliza con el juicio final.

Cabe destacar en el folio 1v. un mapa de Jerusalén, de gran belleza y singularidad. Todo indica que este mapa se incorporó mucho después al conjunto de la obra.

El texto que acompaña a las miniaturas fue incluido con posterioridad a la elaboración de éstas. A lo largo del siglo XIII, el manuscrito pasó por varias manos y se fueron agregando textos en latín y en francés. Esto ha motivado que algunos especialistas hayan dudado a la hora de poner un título concreto al códice, proponiendo “De Hebraeis et Christianis Chronicon” como el más correcto. Este hecho, unido a la originalidad de sus miniaturas, hace de este códice un ejemplar único.

Una bellísima encuadernación en terciopelo verde salvaguarda las páginas de este códice, datada en el siglo XVIII. Los broches que la guarnecen tienen tallada una doble cruz griega.

La clara influencia bizantina de las iluminaciones, así como los reproches y las quejas contra la corte de Roma a propósito de la Segunda Cruzada que aparecen tanto en la primera página como en la última, hacen pensar a algunos especialistas y también a su último poseedor, Joseph Désiré Lupus, que este códice se hizo para el emperador bizantino Manuel I Comneno, apodado “El Grande” y famoso por su carisma y por su pasión por Occidente, permitió el paso por sus dominios de dos ejércitos de la Segunda Cruzada. Si bien las tropas bizantinas intentaron controlar el comportamiento de los cruzados, se produjeron muchos choques violentos entre francos y griegos que estuvieron a punto de precipitar un conflicto abierto entre el emperador Manuel I y los cruzados.

Este manuscrito formó parte de la colección privada de Joseph Désiré Lupus (1766-1822) hasta 1819, fecha en la cual el rey Guillermo I la adquirió. En 1823 pasa a formar parte de los fondos de la Biblioteca Nacional de los Países Bajos, donde actualmente se conserva.

Categoría:

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies