Libro de la Caza de Gastón

Fecha: Finales del siglo XIV.
Localización: Museo del Ermitage.
Formato: 330 x 230 mm.
Extensión: 224 páginas.
Origen: Francia.
Iluminación: 78 miniaturas de gran formato y todas las páginas ornamentadas con motivos florales y múltiples capitulares en oro.
Encuadernación: Piel de cabritilla estampada en oro, tanto en las cubiertas, como en el lomo y fileteado interior de las mismas.
Lengua: Francés.

La cacería era el deporte aristocrático por excelencia y estaba dotada de una gran sofisticación; se practicaba en tiempos de paz e iba siempre asociada al santoral religioso. Alfonso X el Sabio (1256-1348) escribió en sus Partidas: “Cómo el rey debe ser mañoso en la caza”.

Gastón III, apodado Febus por sus cabellos dorados, soberano del Condado de Foix y de Bearn, en los Pirineos franceses, legó a la posteridad uno de los mejores tratados medievales sobre el tema.

Durante los años 1387-1389 Gastón Febus escribió su Libro de la Caza, libro alegórico, profano y religioso a la vez, considerado uno de los mejores que se escribieron en el Medievo y un valioso testimonio sobre la historia cultural de la Edad Media; fue utilizado hasta el siglo XIX como libro de texto de historia natural.

De toda la producción del famoso manuscrito de La Caza en los escritorios, el ejemplar conservado en la Biblioteca del Museo del Ermitage, en San Petersburgo, está considerado por su antigüedad y belleza como el cúlmen de todos los demás.

El códice desarrolla el tema cinegético de manera pedagógica para un buen aprendizaje de la caza: indica cómo tratar con los animales salvajes, su comportamiento y su biología; asimismo, da instrucciones precisas a los cazadores en cuanto al entrenamiento, razas y características de los perros… Todo ello representado por el miniaturista con gran belleza.

78 deslumbrantes miniaturas embellecen las páginas de este maravilloso códice, y su estilo refinado e ingenioso lo convierte en la expresión más representativa del arte del estilo francés de la primera mitad del siglo XIV. Las miniaturas plasman con un realismo inigualable el arte de la caza y sus rituales: los caballos, ricamente enjaezados con bordados de las armas de su dueño, el tipo de vestimenta, la preparación de los cazadores y de los animales, y el tipo de presa que se buscaba.

Todas las imágenes del manuscrito del Ermitage están enriquecidas con oro y plata. Esta combinación de luz y color otorgan a cada una de las miniaturas de este códice el carácter de una auténtica obra de arte.

La edición facsímil del Libro de la Caza de Gastón Febus se completa con un estuche para su conservación y con un libro de estudios complementario, realizado por especialistas en la materia.

Nuestro facsímil consta de una sola edición numerada de 949 ejemplares, debidamente autentificados con acta notarial.

Categoría:

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies